Valor robusto desde Múnich.

Meiller, Mercedes-Benz VanSolution Partner desde hace muchos años, en resumen.

En 1850, Meiller aún era una herrería en la periferia de Múnich. Desde entonces han cambiado muchas cosas. Todo comenzó en 1907, cuando Franz Xaver Meiller montó un gato de cremallera forjado por sí mismo en un remolque. «Esa fue la invención del volquete, el volquete de Meiller. Partiendo de esta pequeña pero ingeniosa idea se creó nuestra empresa», comenta Franz X. Meiller, la quinta generación que lleva este nombre. Meiller es hoy una empresa familiar que opera a nivel internacional y es líder en el mercado como proveedor de sistemas en la industria de vehículos industriales para los sectores de la construcción, emergencia y rescate. Meiller también cuenta con una larga tradición de colaboración con Mercedes-Benz.

«Esto encaja a la perfección».

En 1927 se montó el primer volquete hidráulico trilateral en un Mercedes-Benz y se vendió como una solución completa. Esta colaboración ha perdurado hasta el día de hoy y continúa desarrollándose constantemente. «Se podría decir que somos la herramienta de Mercedes-Benz, que permite convertir la Sprinter en un volquete»; así es como Franz X. Meiller describe la colaboración entre Meiller y Mercedes-Benz. «El volquete perfecto debe adaptarse al vehículo a la perfección. Y esto es exactamente lo que hace tan especial la colaboración con Mercedes-Benz».

Meiller lleva trabajando estrechamente con Mercedes-Benz desde su primera pincelada (hoy se utilizan herramientas CAD) y actualmente desarrolla un volquete adecuado para la nueva Sprinter. «Trabajamos mano a mano con los monovolúmenes Mercedes-Benz para ofrecer a nuestros clientes resultados perfectamente adaptados entre sí. Esto es lo que llamamos Mercedes-Benz VanSolution», dice Thomas von Gehlen, director de cuentas OEM en Meiller y responsable de la colaboración con Mercedes-Benz Vans. La particularidad de Meiller es que la construcción metálica, la instalación hidráulica y el control provienen de un solo fabricante. Estas estructuras ofrecen una rápida capacidad de reacción, una elevada calidad y la entrega precisa de todos los componentes a Mercedes-Benz.

El valor añadido de nuestra VanSolution es que el cliente recibe una solución completa.
Thomas von Gehlen Director de cuentas OEM en Mercedes-Benz

Una sólida base común. No solo para el vehículo.

Meiller y Mercedes-Benz forman un gran equipo que satisface las crecientes demandas de la industria. No solo les une una marca fuerte, sino también una base común. «Nos une una filosofía común en términos de continuidad así como de responsabilidad social y ecológica; esto es lo que representa Mercedes-Benz y nosotros tratamos de hacer lo mismo en nuestra relación». La calidad también juega un papel importante. «Somos un proveedor de primera clase y para mantenernos así debemos fabricar el volquete para que sea duradero. Los estudios han demostrado que los volquetes de Meiller tienen una vida útil de más de 15 años».

El volquete trilateral. Un concepto de éxito.

La Mercedes-Benz VanSolution de la empresa Meiller es un volquete trilateral que se monta sobre la Sprinter. Desde la fase de planificación hasta la «boda», es decir, la colocación del volquete trilateral en el chasis, el volquete pasa por varias fases de producción.

Los componentes de construcción metálica se fabrican en Slaný (Chequia). El acero se corta con láser, a continuación se dobla, se suelda y se pule por abrasión. Después de la imprimación, la estructura de acero se transporta a la planta de Karlsruhe.

Simultáneamente, la producción del sistema hidráulico, el corazón del volquete, se lleva a cabo en Múnich. El sistema hidráulico proviene de un solo fabricante y cumple así con los más altos niveles de calidad. «La guía de etapas de los cilindros es puramente metálica, los cilindros no tienen incrustaciones, por lo que están prácticamente exentos de mantenimiento. Esta es una característica única en el mercado. La segunda característica especial del sistema hidráulico de Meiller es que las unidades de cilindro han sido templadas y protegidas contra la corrosión mediante un proceso termoquímico, la nitrocarburación de gas», explica Thomas von Gehlen.

El sistema hidráulico es el sello distintivo de Meiller. Fue desarrollado por la propia empresa y continúa perfeccionándose en estrecha colaboración con los departamentos de diseño, gestión de productos y ventas.
Franz X. Meiller Socio

La conexión con Mercedes-Benz también es evidente en el sistema hidráulico: «El sistema hidráulico es el "corazón del volquete", un adelanto y una característica de calidad de Meiller. Pero, en última instancia, es el motor de Mercedes-Benz el que acciona el sistema hidráulico. Todo está estrechamente relacionado», señala Franz X. Meiller. La etapa final de la cadena de producción representa la «boda».

Un vistazo detrás del telón de Meiller.

Hablamos de boda cuando el volquete de Meiller se monta sobre la Mercedes-Benz Sprinter. En ese momento se une lo que debe estar unido.
Franz X. Meiller Socio

Una empresa duradera.

Franz X. Meiller está especialmente vinculado a la cultura corporativa. Al igual que su padre, desea ser un modelo para sus empleados y garantizarles continuidad y seguridad. El éxito de esta actitud se puede observar en la práctica: «Muchos de los empleados que trabajan con nosotros ya son la segunda y tercera generación», informa el socio de la empresa.

El socio con visión y tradición.

Franz X. Meiller prácticamente nació en la empresa y desde el primer momento ya tuvo contacto con Mercedes-Benz. «Lo recuerdo muy bien; después del Bachillerato e incluso durante el colegio mi padre siempre me llevaba con él a las ferias. Allí me dejaba explicarles a los clientes importantes, e incluso a los miembros de la junta directiva de Mercedes-Benz, cómo se comen las salchichas blancas en Baviera. En aquella época tampoco sabía mucho más» Pero es no se iba a quedar así mucho tiempo. Después de varias prácticas en diferentes plantas y de finalizar sus estudios, Franz X. Meiller siguió su vocación y creó el departamento de marketing de la empresa Meiller. Además, como socio de la empresa guió el cambio de la cuarta a la quinta generación.

Los valores que me unen especialmente a la empresa Meiller son la familiaridad, la solidaridad y la satisfacción que nos genera la profesión.
Franz X. Meiller Socio

La fórmula del éxito de la empresa se puede reducir a unos pocos factores: la continuidad y fiabilidad de la empresa familiar, el alto grado de responsabilidad —tanto hacia los empleados como hacia la sociedad—, la voluntad constante de innovar y el disfrute diario del trabajo. «Vive y deja vivir». Este lema ha formado parte de la cultura corporativa de Meiller desde hace generaciones. Y sobre esta base, nada se opone a que la sólida colaboración entre Meiller y Mercedes-Benz continúe en las próximas generaciones y en las próximas décadas.