Un inventor a la vanguardia.

La evolución desde la herrería hasta una mediana empresa de producción de vehículos.

Heinz Schutz, fundador de la empresa Schutz Fahrzeugbau, es, desde siempre, un inventor. Tras finalizar su formación en forja, cambió rápidamente al campo de la movilidad. En esta área, se estableció por su cuenta con sus propias ideas y sus primeras patentes.

La empresa de Bendingbostel continuó creciendo progresivamente, desarrollando desde innovadores remolques para vehículos hasta productos de jardinería específicos para sectores y las primeras carrocerías para camiones.

A mediados de los años 90, con la primera Sprinter de Mercedes-Benz y la demanda de carrocerías personalizadas para furgonetas, se presentó una nueva área de negocio para Schutz Fahrzeugbau. Fue aquí precisamente donde dieron sus frutos la dilatada experiencia de la empresa, su excepcional nivel de calidad y su espíritu innovador.

El compañero fiable para el día a día.

¿Qué hace únicas las carrocerías con caja de carga de Schutz Fahrzeugbau? Rápidamente, queda claro que hay un objetivo principal: hacer que el trabajo del usuario del vehículo sea lo más eficiente y agradable posible.

La propiedad más importante de las cajas de carga de Schutz es la baja altura de la superestructura. En este aspecto, la oferta de la empresa Schutz se diferencia significativamente de la competencia. La particularidad de la oferta de la empresa Schutz es la altura de carga de la caja de carga baja de solo 90 mm por encima del bastidor del chasis. El segundo modelo de la Mercedes-Benz VanSolution, la caja de carga de altura media, también convence con solo 190 mm sobre el bastidor del vehículo. La ventaja es evidente. Durante la carga y descarga manuales en el servicio diario, cada centímetro cuenta: «Cuanto más deba elevar la carga el usuario, más costoso y agotador será su trabajo», dice Timo Bartusch, jefe de ventas de carrocerías para furgonetas Mercedes-Benz.

La Mercedes-Benz Sprinter tiene un chasis muy ligero y bajo. Por tanto, en el área de la caja de carga baja logramos una altura de carga mínima.
Jens Schutz Dirección

Otro factor importante por el que destaca Schutz Fahrzeugbau es el bajo básico de la superestructura y, por tanto, su mayor carga útil. Esto se debe a la ligera y, aun así, robusta construcción de la caja de carga con paredes de aluminio anodizado.

En cuanto a la selección de materiales, Schutz Fahrzeugbau concede especial importancia a la durabilidad y la funcionalidad. El galvanizado al fuego de la construcción básica constituye una garantía de la alta capacidad de carga. Se trata de un proceso que hace el acero resistente a la intemperie y lo protege de forma fiable frente a la corrosión.

Un vistazo detrás del telón de Schutz Fahrzeugbau.

A la medida de las tareas de transporte individuales.

La caja de carga es una de las variantes de carrocería más antiguas y más extendidas. Constituye la base para las tareas de transporte más diversas y se encuentra, por tanto, en muchos sectores y campos de aplicación diferentes. La caja de carga es un componente integral del trabajo diario en ámbitos que abarcan desde el uso municipal hasta la construcción de carreteras, actividades de jardinería y paisajismo, pasando por la construcción de caminos, canales y puertos.

La caja de carga Schutz responde a las múltiples exigencias de los clientes con opciones de equipamiento individual: El especialista en carrocerías es capaz de cumplir cualquier deseo, ya se trate de una pintura propia, medidas especiales o características específicas, como un armazón para toldo.

Los dos productos de Mercedes-Benz VanSolution, la caja de carga baja y de altura media, lo dejan claro: Mercedes-Benz Vans y Schutz Fahrzeugbau tienen una meta común, ofrecer al cliente la máxima calidad por parte de un único proveedor. «Queremos combinar un producto de alta gama con un vehículo de gama alta. Es algo a lo que nuestro jefe da mucha importancia», cuenta Timo Bartusch. La nueva Sprinter y la caja de carga de Schutz: dos componentes perfectamente engranados.

Una garantía de la elevada calidad constante es la propia empresa Schutz Fahrzeugbau. «Nuestras carrocerías con caja de carga se fabrican casi por completo aquí, en nuestro centro. La perfilación, el corte a medida, la carrocería básica, las soldaduras e incluso el montaje son algunos ejemplos de los numerosos pasos de fabricación que se realizan directamente aquí», dice Jens Schutz, gerente y sucesor de su padre, Heinz Schutz. Los 100 empleados de la empresa familiar unen sus esfuerzos y persiguen un objetivo común: que el cliente se sienta totalmente satisfecho.

Mi motivación personal consiste en dar lo mejor de mí cada día y lograr que nuestros clientes se sientan totalmente satisfechos.
Timo Bartusch Ventas de carrocerías para furgonetas Mercedes-Benz

Siempre en movimiento.

La movilidad y el progreso forman parte del ADN de Schutz Fahrzeugbau. La empresa siempre ha abordado los nuevos desarrollos con creatividad y un gran nivel de adaptabilidad. Los temas relativos a la protección del medioambiente, la preservación de las reservas naturales y las energías renovables tienen la máxima prioridad. Esto se refleja a la perfección en la gran superficie de paneles solares de su nave industrial.

 

Fuera de la empresa, los desafíos también cambian. El sector requiere vehículos más ligeros, soluciones para nuevos sistemas de propulsión alternativa y conceptos de movilidad para el área urbana. Jens Schutz mira hacia el futuro con esperanza: «Continuaremos desarrollando carrocerías personalizadas, ya sea para la movilidad eléctrica o para propulsiones alternativas. Intentaremos cumplir todos los deseos de los clientes e impulsar el desarrollo mediante la innovación».